publicidad
Matías Gregorio en solitario en los juzgados

Con una manta en la cabeza: Matías va a los juzgados para ver a Julián Gil (y él dice que no sabía de la cita)

Con una manta en la cabeza: Matías va a los juzgados para ver a Julián Gil (y él dice que no sabía de la cita)

Ni Marjorie de Sousa ni Julián Gil estuvieron este viernes en los juzgados de lo Familiar de la Ciudad de México, aunque sí compareció el pequeño Matías en brazos de su abuela materna en medio de una confusión sobre cuándo se celebran las visitas al niño.

Con la cara tapada, Matías sale del tribunal sin Julián Gil ni Marjorie de Sousa Univision

En el pleito entre Julián Gil y Marjorie de Sousa por manutención y las visitas de Matías, hijo de ambos, es el pequeño el único que de forma sistemática acude a los tribunales, aunque salga huyendo de allí con la cabeza tapada y en brazos de su abuela materna, como pasó este viernes 10 de noviembre.

Mientras Matías se paseaba un viernes más por los tribunales, Julián y Marjorie estaban en Miami, cada uno por su lado; él ajeno a las circunstancias. El actor parece que desconocía que hubiera programada una visita este viernes, luego de que un juez dictaminara en octubre que sus encuentros con el menor tendrían lugar los sábados, una vez cada quince días.

publicidad

Marjorie de Sousa, quien no está obligada a ser quien lleve al niño a los juzgados, no compareció en esta ocasión y delegó en su madre, Gloria Rivas, la responsabilidad de cumplir con lo que ya se ha convertido en una rutina para esta familia.

Según los documentos a los que tuvo acceso Univision Entretenimiento, Matías tenía este viernes una cita en los juzgados con su papá en cumplimiento de un fallo emitido el 19 de mayo que fijaba que Julián podía estar con el niño una hora cada viernes en los juzgados.

Esto es lo que tienes que leer para entender cómo está el pleito entre Julián Gil y Marjorie de Sousa

Ese mismo fallo había quedado superado por otro emitido en octubre y en el que un juez fijaba que las visitas serían de 4 horas, fuera de los juzgados, y uno de cada dos sábados. Este dictamen fue reclamado por Marjorie al entender que Julián incumplió con los términos del mismo por no presentar los nombres de las dos enfermeras que deben acompañarlo en sus ratos con Matías.

El sábado 28 de octubre, Julián fue a los tribunales para ver a su hijo, que nunca acudió: “La verdad es que no sé ni qué decir, no tengo palabras, les dije en el aeropuerto que estaba seguro de que iba a existir una apelación, que se está haciendo lo posible por separarme del niño. Lo han estado viendo, yo tengo el alma partida por el niño, por los derechos del niño por mí que exista una apelación porque no hay motivos real no sé que decir y tampoco me sorprende”, afirmó el actor.

publicidad

Luego de ese amparo al que se acogió Marjorie, el tribunal determinó que "por el momento" no era posible hacer las visitas el sábado y que, por lo tanto, seguía en vigor el programa de visitas anterior, el que se efectúa una hora cada viernes. Julián estaba en la idea de que se tenía que resolver el reclamo de Marjorie para retomar las visitas, según pudo saber Univision.

El caso es que mientras se aclaran las cuestiones judiciales, Matías volvió a los juzgados, y lo hizo con su abuela, quien logró burlar la atención de los medios de comunicación a la llegada, pero sí fue localizada a la salida. Las cámaras siguieron a la señora, que llevaba con ella al niño. Lo tapó con una manta y se terminó por meter en un restaurante.

En la calle, un testigo increpaba a los medios para que la dejaran en paz y preservaran la privacidad del menor.

Matías, el hijo de Julián Gil, está muy cambiado y tenemos su última foto juntos
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad