publicidad
Una fachada de la corte E. Barrett Prettyman en Washington, DC.

Juez federal decide que el gobierno debe permitir que una joven indocumentada aborte

Juez federal decide que el gobierno debe permitir que una joven indocumentada aborte

Abogados del Departamento de Justicia aseguraban que la joven, que cruzó la frontera de manera ilegal y se encuentra en un centro de detención en Texas, no tenía el derecho de practicarse el procedimiento.

Una fachada de la corte E. Barrett Prettyman en Washington, DC.
Una fachada de la corte E. Barrett Prettyman en Washington, DC.

Una juez federal ordenó este miércoles al gobierno de Donald Trump que permita que una adolescente indocumentada embarazada que se encuentra bajo custodia federal se practique un aborto y aseguró estar "asombrada" con que la administración haya intentado impedir que se practicara el procedimiento.

Read this Article in English

"Estoy asombrada por esa posición", dijo la jueza de distrito Tanya S. Chutkan en Washington, a quien abogados del fiscal general Jeff Sessions le sugirieron que la joven de 17 años que cruzó la frontera sin papeles el mes pasado no gozaba del derecho constitucional de acceder a un aborto, a menos de que se tratara de una emergencia médica.

Jane Doe, como se refieren a la joven en los documentos de la corte, se encuentra recluida en un albergue de Brownsville, Texas. Tras la decisión de este miércoles, se espera que asista a una sesión obligatoria sobre abortos mañana jueves y se practique el procedimiento el viernes.

El Departamento de Justicia apeló el caso en la noche del miércoles, y le pidió a la Corte de Apelaciones del circuito de DC que prevenga que la joven de 17 años se someta "a un aborto electivo irreversible" mientras la apelación esté pendiente.

Ahora la adolescente embarazada se encuentra en el centro de una disputa legal sobre si los inmigrantes menores sin acompañante tienen el derecho de someterse a un aborto en Estados Unidos.

publicidad

Según la American Civil Liberties Union (ACLU), la administración Trump estaba obligando a Doe a continuar con su embarazo en contra de su voluntad. La otra opción, dice la jueza, era volver de forma voluntaria a su país a realizarse el procedimiento. Se cree Jane Doe tiene unas 14 semanas y media de embarazo y Texas solo permite los abortos antes de la semana 20.

La ACLU también alegaba que empleados federales incluso visitaron a la joven para conversar con ella y convencerla de que no se realizara el procedimiento.

Por eso la unión decidió demandar y solicitar una orden que permitiera a Doe acceder a un "aborto judicial aprobado", así como un mandato preliminar para prevenir que el gobierno federal bloquee el acceso al procedimiento a otros inmigrantes menores sin acompañante. La demanda que introdujeron iba dirigida al Departamento de Salud y Servicios Humanos y a los jefes de dos divisiones dentro del departamento: la Administración de asuntos de niños y familias y la Oficina de Reasentamiento de Refugiados.

"A pesar del intento de la administración Trump por detenerla, Jane Doe ya puede acceder al aborto que necesita. Seguiremos peleando hasta que nadie sea forzado a continuar con un embarazo en contra de la voluntad", reaccionó ACLU a la decisión.

Vea también:

En fotos: los 7 países de América Latina que prohíben el aborto sin excepciones
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad